Biografía

Crear es mi oficio y el textil un medio que me permite a partir del entrecruzamiento de tramas y urdimbres, colores y texturas aproximar a una obra plástica cargada de conceptualizaciones etnográficas, antiguas historias y nuevas miradas.

Mi formación plástica: Escuela de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba entre 1969-1973, en lo referente a lo académico y formal, y allí recién empieza una nueva búsqueda de imágenes, técnica y sensible que no acaba nunca si uno hace de este modo de vivir, un modo de vivir creando.

América (la del Sur) me propone el desafío de inmiscuirme en sus entrañas culturales, y es Bolivia el sitio. Allí la sorpresa, la emoción y el desgarrador grito de esa geografía abrupta, de esas culturas desafiantes y misteriosas con su carga de valores y esencia, con una mixtura que todo lo interrelaciona, y ese sincretismo que suma y no excluye, que propone y no anula pero por sobre todo que cautiva con la magia de un realismo contundente y siempre a punto de estallar, transformado en grito o denso silencio es lo que me conmueve.
Amo el color desenfrenado de esa América: popular, ingenua, paralela, periférica, mágica y misteriosa. Mi obra toda ha sido y es un homenaje a los hacedores anónimos de esa gran cultura, a la que a veces me permiten penetrar con una curiosa y respetuosa mirada que no deja de asombrarse ante lo desconocido.

Estoy preparando una nueva serie de obras textiles cuyo título es El color en las periferias del Mundo donde aparecen desprejuiciadamente juxtapuesto sus awayos penetrando en el sordido paisaje urbano de los mercados en la magia misteriosa de sus iglesias, en las altiplanicies melancólicas, en las escarpadas cumbres nevadas de su Cordillera Real con su fría luz solar y heladas noches de silencioso frío.